¿Te gustaría regalar tu propio cuento único y personalizado? Entra y consíguelo ahora

Juan Francisco y la ardilla

Juan Francisco estaba cabalgado en su ardilla por el bosque cuando dijo: «Ardilla, ¿te importaría si te transformara en una hermosa princesa para que pudiera dormir contigo esta noche?» La ardilla sonrió y dijo: «Claro que no, mi señor. Me encantaría.» Así que Juan Francisco la transformó en una hermosa princesa ardilla y se durmieron juntos en el gran roble. Al amanecer, la ardilla se despertó y Juan Francisco ya no estaba. «¡Oh, no! ¿Me abandonó?», Pensó. Pero entonces vio una nota sobre la almohada que decía: «Querida ardilla, estaré esperándote en este gran roble todas las noches. -Juan Francisco». La ardilla sonrió y volvió a dormirse.


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)